La era digital, el internet de las cosas, los negocios en la nube, los ecosistemas tecnológicos, entre otros, se han convertido en términos que hemos incorporado al lenguaje empresarial en la actualidad, propiamente el término Logística Colaborativa tiene algo más de 10 años considerándose en la Cadena de Suministros.

Hoy por hoy, cualquier transacción comercial, por muy simple que parezca, no puede estar aislada de estos conceptos ya que quien lo este, se está condenando a desaparecer.

“El crecimiento explosivo en el uso de los smartphones y las tablet PC elevó la cantidad de dispositivos conectados a Internet a 12,5 mil millones en 2010, en tanto que la población mundial aumentó a 6,8 mil millones, por lo que el número de dispositivos conectados por persona es superior a 1 (1,84 para ser exactos) por primera vez en la historia”.1

Este fenómeno tecnológico y de comunicación representa para las empresas uno de los mayores retos dentro de sus planes estratégicos. El saber cómo transitar de un modelo basado en los datos hacia un modelo que tenga como fin la “sabiduría” del negocio, pasando por la información y el conocimiento como niveles intermedios para llegar al máximo peldaño, y en donde, transitar de lo menos a lo más importante, se traduce en un beneficio para el consumidor final.

El éxito de Amazon y su eficiente Logística Colaborativa.

la eficiente logistica cooperativa de amazon

El referente logístico más importante hoy en día se llama Amazon, y la conclusión más recurrente acerca del éxito de su modelo de negocio, tiene que ver con su eficiente logística colaborativa y la inteligencia de negocios que incorpora en todo momento a lo largo de su proceso comercial, operativo, financiero y de gestión.

Todo lo anterior, implica construir sociedades de negocio, desde el abasto de insumos hasta la distribución de nuestros productos. Para ello, es indispensable identificar nuestro core del negocio y en qué parte del proceso agregamos más valor a la cadena de suministro así como identificar en donde no. A partir de ahí, se debe incluir la inteligencia de negocios para hacernos llegar los entes tecnológicos y operativos que más se adaptan y que más valor le generan a nuestro consumidor final.

En esta tarea de colaborar, las empresas deberán ser muy cuidadosas, anteponiendo como precepto aquella frase tan mencionada: “No todo lo que brilla es oro” o en otras palabras, no necesariamente lo más caro resulta ser lo mejor para nuestro negocio. Generalmente, lo mejor en los negocios radica en lo que nos hace más rentables.

Por esta razón, el “assessment” o evaluación de alternativas, se convierte en la tarea más importante al momento de elegir con quien vamos a establecer nuestras redes de logística colaborativa.

Mejorar la eficiencia de los recursos internos, optimizar la cadena de suministro y fortalecer las relaciones entre clientes y proveedores, son factores prioritarios en los sectores logísticos y en muchas ocasiones, el análisis de datos es clave para que estos se cumplan.

Tanto en el sector logístico como en todo el entorno relacionado con la gestión de la cadena de suministro, se generan grandes cantidades de datos y cada vez se incrementa más debido a la incorporación de sensores a las máquinas, el aumento del detalle en el registro de los movimientos de todos los paquetes así como en la información que se obtiene por parte de los consumidores finales, a los que cada vez se les debe de conocer mejor para satisfacer sus necesidades.

Como lo hemos platicado en artículos anteriores, es necesario contar con soluciones integradas en la nube hasta llegar al manejo inteligente de datos. Para ello, es indispensable buscar un proveedor que cuente con una solución que provea de una “torre de control”, en la cual se concentre y gestione de forma inteligente todos los datos generados por las herramientas utilizadas en toda la cadena de suministro y que proporcione información de valor para cada área con el objetivo de mejorar el desempeño de sus actividades.

El factor determinante en el éxito de estas sociedades colaborativas descansa en una amplia visión de la inteligencia de negocios, capaz de entender perfectamente las necesidades del consumidor final, así como de lograr construir modelos de negocio eficientes, rentables y de bajo costo que permitan una adaptación lo suficientemente ágil, para sobrevivir a la velocidad vertiginosa en la que se manejan las sociedades de consumo en la actualidad.

A manera de conclusión la recomendación para ser logísticos exitosos es: aplicar esquemas colaborativos de la mano de una inteligencia de negocios basada en el manejo de datos que se traduzcan en decisiones estratégicas, pero es importante tomar en cuenta un elemento fundamental, en estos esquemas es necesario asociarnos con empresas que entiendan perfectamente los modelos de negocio latinoamericanos y su entorno tanto social como económico, factores determinantes para lograr una logística exitosa.

 

1. Fuentes: Cisco IBSG, 2010; Oficina de Censos de EE. UU., 2010.

 

Jesús García E. – COO BIIS.mx

 

Categorías: Artículos