Con el paso de los años, la gestión de la Cadena de Suministro en la Nube ha pasado de ser una utopía y un terreno desconocido donde sólo los grandes corporativos tenían cabida, a convertirse en la principal tendencia tecnológica del mundo empresarial donde compañías de cualquier tamaño, a través de Internet, pueden acceder y utilizar el software requerido para llevar a cabo las operaciones del día a día, delegando al proveedor del servicio la administración y el mantenimiento de la infraestructura, centrando el negocio en la generación de valor y la innovación. Esta es la filosofía de “Logística en la Nube”, tener un mayor control de los procesos, incluyendo los logísticos incrementando la productividad y por tanto, la conectividad entre las empresas.

El paso de migración de software On Premise a la totalidad de sistemas en la nube para llevar la gestión de los procesos logísticos no es ajeno para México ni América Latina. Según un estudio realizado por Cisco para la región, en el 2016 creció 49% el uso de tecnologías basadas en la nube llegando a 62% la cantidad de medianas y grandes empresas que utilizan al menos un servicio en la nube dentro de esta categoría (recursos que se proveen a través de internet).

 

El día a día, gestionando la cadena de suministro con sistemas en la nube:

imagen que detalla el concepto de la gestión logística en la nube

Se pueden usar los sistemas en la nube para la gestión logística para obtener beneficios como conectividad integral entre Partners y servicios tecnológicos avanzados.

De igual forma, la mayor parte de las empresas de paquetería, han liberado diversos tipos de software en la nube, estos realizan diversos tipos de tareas como:

  • Realizar tracking de envíos y recolecciones
  • Seguimiento a rutas y movimientos de mercancía al interior del centro de distribución.
  • Tener una amplia visibilidad a la cadena de suministro

Generalmente el consumo de estos servicios es gratuito y sólo se debe asumir el costo de los medios de visualización de datos, aunque algunas veces, es el proveedor el que realiza estas tareas a cambio de un pago de suscripción.

El uso de software de gestión logística permite mantener el conteo de inventario en tiempo real obteniendo respuestas oportunas a situaciones de alta demanda y a las condiciones que en ese momento, estén afectando al mercado.

El dinamismo del entorno permite adaptar los servicios a las necesidades de la empresa y de la realidad del negocio generando la integración desde diversos proveedores utilizando solo lo que aporta valor permitiendo ajustar el servicio o crecerlo en cualquier momento, pagando solo por el uso necesario y evitando la inversión en hardware y software.

Un ejemplo asociado, es la implementación de herramientas de gestión logística como:

La diferencia en tiempo y costo de implementación de un servicio disminuye hasta un 60% en comparación con tecnologías on-premise.

 

 

 

Software de nube para la gestión logística VS. Soluciones On-Premise (instaladas en sitio):

imagen ilustrativa de la logistica en la nube

Aunque este tipo de soluciones de nube para la administracion de los procesos logísticos han ganado cada vez más terreno y adquieren mayor importancia en el sector logístico, las soluciones on-premise todavía siguen teniendo ventajas, aunque estas son cada vez menores son un punto a tomar en cuenta.

Se llama solución On-Premise a aquellos sistemas que son instalados en la propia empresa, hasta hace no mucho, esta era la única alternativa que se tenía. Algunas con departamento de TI y otras que usaban esos servidores tras la instalación por parte de algún proveedor.

El ancho de banda y la confiabilidad de la red a menudo son las razones (¿o excusas?) más utilizadas para no adoptar los sistemas en la nube. Al analizar los costos se debe tomar en cuenta el pago mensual de suscripción al uso de la nube o la aplicación y los costos de tener una configuración de seguridad confiable que no comprometa la operación de la empresa. Una vez que un proceso logístico se ha activado, comienza una lucha contra el tiempo donde tener un sistema en línea confiable puede ser el factor clave de éxito en el negocio.

El uso de software de gestión en la nube, debe ser considerado de forma integral dentro de la organización, ya que además de costos no contemplados pueden existir otro tipo de riesgos que si no se evalúan inicialmente pueden provocar dolores de cabeza en caso de alguna contingencia por parte del proveedor. En el artículo “Assessing the Security Risks of Cloud Computing” publicado por Gartner en 2008 se listan algunos puntos a tomar en cuenta y que pueden representar un peligro a la hora de utilizar la nube:

  • Cumplimiento normativo: Los proveedores deben de poder permitir que se realicen auditorías acerca de la seguridad e integridad de los datos que resguardan.
  • Localización de la información: Es importante saber la localización de la información ya que dependiendo del país donde esté localizada pudieran aplicar políticas de protección de datos diferentes.
  • Aislamiento de los datos: Al compartir los mismos recursos por varios clientes se debe garantizar el aislamiento de los datos entre un cliente y otro. De no hacerlo así, se corre el riesgo de una fuga de información de datos sensibles.
  • Viabilidad: La viabilidad a largo plazo de cualquier proveedor externo de servicios es también algo que debe ser evaluado. ¿Qué pasará con su servicio si el proveedor quiebra o es adquirido por un tercero? ¿Cómo puede garantizar que esto no sucederá? o si lo hace, cómo podrá utilizar sus datos? Pregunte a los proveedores potenciales cómo obtendría sus datos en estos escenarios y si sería en un formato en el cual se pueda importar en una aplicación de reemplazo.

 

Otros aspectos adicionales a los que menciona Gartner son:

Pérdida en el control de versiones a utilizar:
En ocasiones para el negocio es mejor usar una versión anterior de una aplicación, pero el modelo SaaS (Software as a Service) generalmente no permite esto. Por ejemplo, las empresas pueden desear utilizar una versión anterior de una aplicación de su software de gestión logística porque es estable o porque es compatible con otras aplicaciones de software existentes.

Tener un modelo de suscripción
Este es un problema con SaaS, el hecho de que las empresas pierden su libertad y están efectivamente a la voluntad de su proveedor de servicios. Por ejemplo, con una aplicación de software tradicional, se realiza un solo pago inicial. Después de esto, la aplicación de software está efectivamente en su control y pueden hacer lo que quieran con ella (siempre y cuando no estén violando los términos y condiciones de su proveedor de software, como derechos de autor, licencias, etc.).

Problemas de integración
La mayoría de las empresas que optan por software en la nube, generalmente tienen prisa para poner en marcha la aplicación. Sin embargo, el “tiempo” es otro obstáculo importante ya que lo que las compañías no toman en cuenta es la integración de SaaS con sus aplicaciones tradicionales (ERP, CRM, entre otros) puede requerir mucho tiempo, por lo que este es otro desafío que se avecina en la integración.

A pesar de todo lo anterior, adoptar los servicios en la nube para la gestión logística es una buena opción siempre que todos los factores anteriores se hayan tomado en cuenta. También es fundamental tener presente que los riesgos que conlleva estén alineados con los objetivos del negocio. Al final, la tendencia es clara y tal como lo dicen los expertos en desarrollo de negocios: “La innovación no es una opción… o las empresas innovan o mueren”.

 

Entre las ventajas de llevar la administración de sus procesos logísticos en la nube, la reducción de costos es una determinante para impulsar la migración.

A continuación, se presentan algunos puntos de ahorros considerables que se deben tener en cuenta:

  • Reducción de la inversión inicial gracias al sistema de pago por uso, lo que marca una gran diferencia frente a la infraestructura propia. Se debe tener en cuenta que se dispondrá en todo momento de un servicio flexible que se adaptará totalmente a las necesidades que se tengan, de forma que sólo se pagará por lo que realmente se necesita, sin gastos ocultos. Las ventajas de escalamiento automático permiten que la inversión se realice por lo realmente utilizado y que se crezca acorde con el crecimiento y demanda de la empresa.
  • No se tiene que hacer frente a facturas de consumos energéticos, ya que las mismas se incluyen en el precio del servicio, por lo que se evitan sorpresas indeseadas y se puede disfrutar de una estabilidad mensual que brindará la seguridad y tranquilidad.
  • Los costos de mantenimiento y gestión corren a cargo del proveedor del servicio, de forma que una vez más no habrá que enfrentarse a sorpresas desagradables ni a costos inesperados, algo que supone una gran ventaja y que de nuevo aporta tranquilidad y seguridad a la empresa, además de permitir liberar recursos que de otra forma se deberían dirigir a la gestión y mantenimiento de los servidores propios.
  • Todos los costes de hardware y software (licencias, actualizaciones, etc.) corren a cargo del proveedor del servicio, lo que se traduce en un claro ahorro que puede llegar a ser bastante importante.
  • En caso de problemas técnicos, la tolerancia total a fallos de hardware y software garantiza que el servidor Cloud seguirá funcionando sin problema, evitando las pérdidas que supondría una caída del servicio y los gastos en que se tendrían que incurrir si se tratara de un servidor físico convencional. Esto se traduce en un mantenimiento de ingresos y un ahorro en costes de reparación, un beneficio doble a tener también muy en cuenta.
  • Se puede acceder a los servidores en la nube desde cualquier parte del mundo, ya que sólo se necesita una conexión a Internet, lo que facilita el trabajo a distancia y la realización y visualización de cambios, además de mejorar la productividad. El procesamiento de datos se realiza en los servidores y el servicio retorna la información necesaria, en el momento justo y sin requerir software preinstalado.
  • Implementación más rápida. La implementación típica de un sistema logístico en la nube, significa apenas unas cuantas semanas en comparación con un sistema on premise, que llega a comprometer de sobremanera la operación y el involucramiento de mucho más recursos humanos y tecnológicos. Según las principales empresas mexicanas de implementación y desarrollo de herramientas logísticas, la velocidad de implementación puede ser hasta 60% más rápida en comparación de la implementación de una solución on premise. En el modelo de Software as a Service, la solución/servicio elegidos, funciona en los servidores del proveedor de software, y éste integra continuamente las mejoras en el producto que ofrece a sus clientes.  Así pues, siempre se tendrá la última versión del producto, sin necesidad de adquirir nuevas licencias, dedicar recursos a las actualizaciones, etc.Aunque siempre se recomienda tener un departamento de TI dentro de la empresa, se pueden externalizar los esfuerzos que no están relacionados directamente con el negocio hasta el punto de no dedicar esfuerzos en la elección y mantenimiento de los sistemas, el soporte de asistencia técnica y de servidor a tiempo completo.

Si se juntan todos estos puntos, se puede deducir que migrar a un modelo de gestión de la cadena de suministro en la nube es un movimiento estratégico, siendo esta tecnología una poderosa aliada para las empresas tanto en la inversión de tiempo y recursos como en la amplia variedad de herramientas disponibles en el mercado latinoamericano.

Se recomienda trabajar siempre de la mano con una empresa de consultoría de gestión logística y tener mucho cuidado a la hora de elegirlo, pues no todos ofrecen las mismas posibilidades ni calidad de servicio.

Te invitamos a visitar nuestro sitio web y conocer todas las soluciones logísticas que podemos ofrecer para tu empresa: www.netlogistik.com/es/

Categorías: Artículos

%d bloggers like this: