El realizar un buen ruteo para zonas urbanas suele ser el mayor dolor de cabeza para las empresas que tienen que planificar sus rutas de entrega, ya que concentra una suma grande pero pulverizada de ubicaciones, además de que cada una de ellas cuenta con distintos requerimientos como horarios específicos de entrega, tiempos de espera y tiempos de descarga.

Todas estas restricciones hacen que sea un reto el optimizar adecuadamente las rutas de reparto de nuestra flota, pero al lograrlo se reflejan beneficios palpables como:

  1. Reducciones en el kilometraje.
  2. Una correcta utilización de los vehículos.
  3. Cumplir satisfactoriamente con el servicio al cliente.

hombre en su ruta de reparto entregando paquetes

Enfrentando el reto: aspectos a considerar en la optimización de las rutas de entrega.

Flota:

El primero de ellos corresponde a la flota, donde es fundamental contar con un buen control sobre los vehículos que se tienen disponibles. Por esta razón, debe existir una buena comunicación entre el área de mantenimiento y el área de planeación de rutas ya que al identificar los vehículos disponibles, sabremos la capacidad que tenemos y será más fácil determinar qué tipo de vehículo cubrirá cada ruta, acorde con la demanda / volumen de las entregas.

Horarios:

El segundo aspecto a considerar son los horarios en las rutas de entrega, donde se recomienda brindarle al cliente opciones con horarios o ventanas amplias para el reparto de los productos. Esto permite que se logre una adecuada planeación de las rutas, además de asegurar el cumplimiento de lo solicitado por nuestros clientes.

En caso de que no sea posible, se sugiere que durante la negociación de este horario se involucre a alguien del área de planeación con la finalidad de evitar quedar mal con el cliente. La consecuencia de no realizarlo de esta manera es que la entrega no se pueda realizar debido a que ya no es posible incluir la parada en la ruta previamente establecida, teniendo que negociar nuevamente con el cliente y perjudicando así, la experiencia de compra.

Por otra parte, se puede presentar el caso donde el cliente especifique un horario muy cerrado para la entrega sin oportunidad de negociarlo o cambiarlo. Con el objetivo de que la planeación no se vea afectada, la cantidad ideal de clientes que presenten esta situación no deberá exceder del 10% de la totalidad de las entregas.

Tráfico:

El tercer aspecto, el cual no podemos controlar es el tráfico. Sin embargo, se puede predecir de cierta forma como se comporta a lo largo del día. Cada ciudad tiene horas pico y son fáciles de identificar debido al movimiento que hay por las calles. Al tener en cuenta las horas de entrega, se pueden evitar las zonas conflictivas en estos horarios. Algunas empresas han optado por hacer sus entregas por la noche o realizarlas a 48 horas, dependiendo de la operación, los vehículos disponibles y la demanda de los clientes. Se recomienda tener acercamiento con los operadores, ya que son ellos quienes conocen la ciudad, las calles e incluso las necesidades reales de los clientes.

Por último, se recomienda llevar una bitácora del operador en la cual se registren los horarios de entrega e incidencias que haya tenido durante el día. Estas deben revisarse aleatoriamente cuando hayan finalizado sus rutas.

Tomando en cuenta la omnicanalidad:

 rutas de entrega en un mundo omnicanal

La complejidad de planear las rutas de entrega en zonas urbanas se incrementa si sumamos la omnicanalidad que el consumidor exige cada día con más ahínco. Hoy en día nuestros clientes finales exigen poder comprar desde su computadora, desde su celular, mediante una app, línea telefónica o una tienda física para visualizar su compra.

Independientemente del canal, tenemos que garantizar que el pedido llegue en buen estado, a la dirección correcta y en el menor tiempo posible. Para poder tener un omnicanal robusto, es indispensable tener una red logística grande y rentable para las entregas locales. Muchas de las veces esto significa integrar a tus entregas paqueteras, transporte de tercero y mensajerías.

Actualmente existen diferentes soluciones tecnológicas que pueden ayudar a realizar la planeación de los repartos de una manera rápida, eficiente y exacta, como:

Todas ellas controlan los temas antes mencionados e incluso hay opciones que permiten el monitoreo de lo que está sucediendo en tiempo real al momento de realizar las entregas.

Angel Hernández Huet – Sales Executive netLogistiK
César Patiño – Senior Software Engineer netLogistiK

Categorías: Artículos