El método XYZ de clasificación de inventarios

XYZ1600

 

El método de análisis de inventario ABC, es un excelente punto de partida para clasificar productos, desarrollar estrategias de compras y almacenamiento. El problema con este método es que tiene una visión unidimensional centrada sobre el valor de consumo, esto es, el número de unidades vendidas multiplicadas por su costo unitario. Para complementar el análisis ABC y generar estrategias de gestión de inventarios con aplicaciones más realistas, surge el método XYZ.

 

¿Qué es el método XYZ?

El método XYZ es una herramienta de análisis de inventarios similar al análisis ABC. El objetivo de este método es clasificar los productos según la variabilidad de su demanda, es decir, entender qué productos tienen una demanda constante y qué productos tienen una demanda impredecible para que las empresas puedan tomar mejores decisiones y establecer políticas de pedido adecuadas.

De igual manera que en el análisis ABC, el método XYZ agrupa los productos en 3 categorías o clases según la variabilidad de la demanda:

  • Categoría X – Productos con una demanda constante en el tiempo

  • Categoría Y – Productos con algunas fluctuaciones en la demanda, usualmente se pueden identificar tendencias en esta categoría de productos

  • Categoría Z – Productos con demanda impredecible.

¿Cómo se calcula la variabilidad de la demanda para cada artículo?

1_Ecuaciones_Analisis_XYZ (1)Finalmente, llevamos a cabo la clasificación en las categorías X, Y, Z según los siguientes umbrales:

  • Categoría X – CV de 0 a 25%

  • Categoría Y – CV entre 25% y 50%

  • Categoría Z – Más de 50%

¿Cómo combinar los métodos ABC y XYZ?

Los métodos ABC y XYZ son complementarios, es decir jamás deberán ser usados como sustitutos uno del otro. La mejor práctica es ejecutarlos en paralelo para lograr una mejor comprensión del comportamiento de los productos que tenemos en inventario.

Combinar ambos métodos resulta muy sencillo. Al concluir los dos ejercicios, cada producto contará con las dos clasificaciones, mismas que al concatenar crearán nueve posibles categorías (AX, AY, AZ, BX, BY, BZ, CX, CY, y CZ).

Una manera sencilla de representar el análisis y comprender mejor el significado de cada categoría es crear una matriz como la que se muestra a continuación:

2_Diagrama_Analisis_XYZ

3_Bullets_Diagrama_Analisis_XYZLos lineamientos anteriores deberán ser tomados solamente como guías generales, cada empresa deberá decidir exactamente su frecuencia de pedido y nivel de inventario de seguridad de acuerdo a su negocio, productos y los niveles de servicio que desea ofrecer a sus clientes.

Los productos CZ generalmente son los principales responsables de problemas que comúnmente encontramos en un almacén, como la falta de espacio, altos índices de caducidad, sobre inventario y crecientes costos de mantenimiento de inventarios. Por lo tanto, la adecuada gestión de esta categoría resulta tan importante como la gestión de los productos AX y AY, aun cuando estas últimas son las de mayor contribución a las ventas.

¿Es suficiente el análisis ABC-XYZ para definir mis políticas de gestión de inventarios?

Lamentablemente, no hay una respuesta que se ajuste a todas las empresas. El enfoque ABC-XYZ sigue siendo un método bidimensional que puede, o no, ser suficiente para ciertos tipos de productos, industrias y operaciones. Pueden existir dimensiones adicionales que multiplicarían el número de categorías a niveles imposibles de administrar. En dichos casos, lo recomendable es hacer un ejercicio de Planeación de Ventas y Operaciones (S&OP), asistido por una solución tecnológica capaz de analizar múltiples variables y realizar una planeación de la demanda, acorde a la información disponible y a la dinámica del mercado en tiempo real.

La optimización de inventarios representa una de las piezas clave para una tener un negocio más rentable. Sin embargo, no podemos aplicar las mismas reglas de gestión a todos los artículos. Esto se debe a que cada artículo tendrá su propia demanda, patrones de consumo, valor, etc. La aplicación de técnicas de clasificación como el análisis ABC, el método XYZ, o la combinación de ambos, pueden contribuir a mejorar el proceso de toma de decisiones, con respecto al manejo que le damos a los distintos productos en nuestro inventario, ofreciéndonos un vistazo rápido sobre sus comportamientos históricos.